12 meses 12 posturas sexuales.

Probar nuevas posiciones sexuales es más o menos la chispa de la vida. O, al menos, la mejor manera de mantener las cosas “calientes” en el dormitorio. Aunque nadie dirá que está mal que te quedes sólo en unas pocas posiciones sexuales favoritas, cuando cambias las cosas y abres tu mente (y tu cuerpo) a otras posiciones, estás contribuyendo a vuestra intimidad como pareja, así como fomentando vuestra propia exploración sexual.

Aquí te vamos a proponer un calendario de 12 meses de posiciones sexuales para probar. Así que, allá vamos. Prepárate 2019, vamos a por ti.

1. Enero: La cucharita.

Cómo hacerlo: Tumbados en posición de cuchara, ambos acostados mirando en la misma dirección, el hombre debe penetrar a la mujer en este ángulo. Desde esta posición, la mujer puede estimular su clítoris, o la pareja puede agacharse un poco más y hacerlo por ella.

Por qué en enero: Bueno, enero es un mes frío… Algunos años, hace tanto frío que la gente vive en su cama o en el sofá bajo la manta durante días y días, esperando que llegue la primavera. Lo que significa que, probablemente ya estéis abrazados en la cama, así que no tendréis que moveros mucho para colocaros de esta manera, aprovecháis la posición y a pasarlo bien ¡Sexo en cucharita! ¡Es perfecto! porque además de aprovechar la posición, es una buena manera de entrar en calor.

 

2. Febrero: Misionero con almohada.

Cómo hacerlo: Mientras ella está acostada boca arriba con una almohada en sus nalgas, su pareja se mete entre sus piernas y la penetra desde arriba, por así decirlo, con su cuerpo paralelo al suyo, uno encima de otro.

Por qué es ideal para febrero: Una vez más, tenemos un mes muy frío, así que el calor corporal es la clave. También es febrero, que es el mes del amor, el Día de San Valentín asoma a la vuelta de la esquina. Por lo tanto, aquí os proponemos una posición que es a la vez que excelente para el calor, en la intimidad es ideal. Misionero, porque estás mirando a tu compañero directamente a los ojos, solo con mirarlo en esa posición ya sabes que misión hay que cumplir, es bastante íntimo.

 

3. Marzo: De rodillas desde atrás.

Cómo hacerlo: Mientras la mujer está en la posición de perrito (con sus manos y rodillas en la misma posición como cuando la van a penetrar por detrás), entonces la pareja estira la mano y la utiliza para estimular la zona genital de la mujer. Se puede hacer esto tanto con un juguete como con la mano.

Por qué es bueno para marzo: Marzo es el mes en el que la nieve comienza a derretirse y los pequeños brotes comienzan a surgir de la tierra. En otras palabras, la vida está brotando a tu alrededor, por lo que tiene sentido que tú y tu pareja intentéis una posición que tenga algo “extra” en la mezcla.

 

4. Abril: Vaquera a la inversa.

Cómo hacerlo: El chico se tumba de espaldas, de manera normal (boca arriba), la chica en este caso se coloca a horcajadas (con una pierna a cada lado) sobre sus caderas, mientras mira hacia adelante, como en la imagen. Luego, la mujer ha de bajar poco a poco, como un pequeño juego, restregándose el uno con el otro, y cuando los dos hayáis “encajado”, que empiece la fiesta.

Por qué es bueno para hacerlo así el mes de abril: ¡Llega oficialmente primavera! Los días son cada vez más largos y te sientes tan viva que quieres llegar a la cima y tomar el control total de las cosas mientras tu pareja simplemente se acuesta y lo disfruta. Hasta ahora han tomado el control sobre ti, ¡ya es hora de divertirte, maldita sea!

 

5. Mayo: El Loto.

Cómo hacerlo: El chico tiene que sentarse de piernas cruzadas – ya sabes, como cuando erais pequeños y era hora de contaros un cuento en el colegio. Luego, con las piernas de la chica a cada lado del chico, baja sobre su regazo, envuélvelo con las piernas y abrázalo para que sienta cada parte de tu cuerpo. Que comience el Rock and Roll.

Por qué es bueno para practicarlo en mayo: Con el verano a la vuelta de la esquina, es mejor que realicéis alguna posición para que estéis más pegados el uno al otro, en cuanto al cuerpo, y fuera de lo común, porque luego ya hará demasiado calor como para intentar algo así. También es una posición sexual que fomenta la intimidad, lo que es estupendo para todos esos largos días de verano que se avecinan – tener una fuerte conexión íntima con tu pareja podría evitar que rompas con ella en agosto, cuando el aire acondicionado decida que no quiere trabajar el día más caluroso del año.

 

6. Junio: La X marca el punto.

Cómo hacerlo: Mientras ella está acostada en una superficie plana – una mesa es bastante, muy recomendable para esta forma de practicar sexo- dile que levante las piernas y que las cruce a la altura de los tobillos o las rodillas, lo que se sea más cómodo para ella. Una vez las piernas están levantadas y la chica está preparada para la acción, el chico la penetra estando de pie, mientras a su vez, utiliza las piernas como palanca para introducírsela más profundamente. También hay que decir, que es una gran posición para sacar el máximo provecho a un pene talla “S” o “XS”.

Por qué en junio: Junio es un gran mes de transición. No sólo porque estemos entrando en una nueva estación, sino también porque estamos a mitad de año. Lo que esto quiere decir es que, hay que celebrarlo. Tener sexo sobre la mesa de la cocina y todo eso debería ocurrir en junio. Estamos de celebración, hemos tenido un medio año de sexo previo fantástico.

 

7. Julio: Estilo perrito.

Cómo hacerlo: Simplemente, si eres mujer, ponte de rodillas y haz que tu pareja te penetre desde esa posición, desde detrás. Si puedes, arquea la espalda, con esto conseguiréis una penetración más profunda y una estimulación mucho mayor del punto G.

Por qué es bueno para julio: Julio es caluroso, sudoroso y primitivo: es perfecto para el estilo perruno. La frase de “hacer el perro todo el día” en julio la habrás escuchado un número incontable de veces, aunque ahora le daréis un significado diferente de a como lo solíais conocer antes.

8. Agosto: Hey, ¡Vaquera!

Cómo hacerlo: La chica vuelve a tomar el control de la situación. Con su pareja tumbado de espaldas, la chica se sienta abierta de piernas sobre él y, una vez más, frotaos el uno contra el otro, haced un juego de esto. Notad el cuerpo el uno del otro, y una vez estéis el uno dentro del otro, comienza la fiesta. Podéis hacerlo en posición vertical, sentados, o acostados el uno encima del otro, ya decidiréis lo que os viene mejor, ¡podéis probarlas todas!

Por qué viene bien en Agosto: ¡Mírate! Ambos estáis relajados, habéis sido besados por el sol unas cuantas veces… Probablemente estaréis en modo vacaciones “on”. Lo que queréis es estar en la cima, disfrutar al máximo con el mínimo esfuerzo, especialmente antes de que tengáis que despediros de los viernes de verano y el mundo se vuelva un lugar estresante de nuevo.

 

9. Septiembre: mes del Perrito Modificado.

Cómo hacerlo: Básicamente, parecido al estilo perrito como el que ya hemos explicado, pero lo vamos a adaptar para estar en la cama, de relax. Con tu pareja sobre ti, sujétate con los codos en vez de en las manos, eso es todo. Esta es realmente una gran posición para las personas que aman el estilo perrito, pero que tienen unas muñecas un tanto débiles.

Por qué para septiembre: Honestamente, el estilo perrito es siempre una buena idea, pero ya que estamos entrando en el otoño, esta posición es genial porque es una versión más cercana e íntima del estilo perrito. Es una manera de rememorar ese mes de julio en el que nos encontrábamos en el calor de las vacaciones de verano.

 

10. Octubre: ¡Piernas arriba, esto es un misionero!

Cómo hacerlo: Comenzando en la posición de misionero, la chica mueve las caderas un poco hacia atrás y pone las piernas en el aire. Desde aquí, una vez hecho esto, el chico la penetra mientras ella descansa sus piernas sobre sus hombros.

Por qué hacerlo así en octubre: A estas alturas, el año se os habrá pasado rapidísimo y tenéis que prepararos para el siguiente. Oficialmente el 2020 estará al caer. Así que, aún no te des por vencido, no levantes tus brazos y hagas aspavientos tratando de frenar la velocidad a la que pasa tiempo, es mejor que levantes las piernas de tu chica y continuéis disfrutando de lo que os queda de año.

 

11. Noviembre: 69.

Cómo hacerlo: Acostados, mirándoos el uno al otro, pero no de manera habitual: la cabeza del uno a los pies del otro. Estira de sus piernas para acercarte y así estimularos oralmente los genitales mutuamente. No hay quien no conozca esta posición hoy en día y por algo será.

Por qué deberíamos hacer esto en noviembre: Tal vez en este punto, os habréis dado cuenta de que no habéis tenido suficiente sexo oral durante el resto del año. Si este es el caso, entonces es el momento de ponerse a ello… y qué mejor manera de recuperar el tiempo perdido, que practicando un espectacular 69. Ambos dos podéis disfrutarlo a la vez, convirtiéndolo en una posición en la que todos ganan, es un win-win.

 

12. Diciembre: De pie.

Cómo hacerlo: Ya sea mirando hacia su pareja o de espaldas a él (con una pared de apoyo), abre las piernas y haz que tu pareja te penetre mientras estás de pie. Dependiendo de la diferencia de altura, esto implicará que uno de los dos tenga que guiaros a ambos, así como ajustar y reajustar sus posiciones dependiendo de quién sea que lleve el control de esta posición.

Por qué es perfecto para diciembre: Diciembre es un mes muy agitado para todos. Tantas vacaciones, fiestas, comprar regalos, obligaciones familiares, cenas de empresa… – todo esto es demasiado -. Por lo tanto, lo que necesitas una posición sexual que sea lo más rápida posible, así, luego puedes cumplir cada una de tus obligaciones con una preciosa sonrisa de “acabo de tener sexo” en tu cara.

Deja un comentario